Conoce a las autoras del II Premio RipleyMarina Tena
Alt text

Marina Tena, autora de "Las raíces"

Seguimos con las preguntas a cada una de las autoras de los doce relatos seleccionados que integran la Antología del II Premio Ripley. Hoy hablamos con Marina Tena, autora del relato "Las raíces".

Antes de comenzar a conocer más sobre ti y tu relato, cuéntanos cómo conociste la convocatoria del Premio Ripley y qué te llevo a participar.

Tengo un grupo de amigos fantásticos que nos conocimos online gracias a un foro en el que escribíamos. Aunque hace tiempo que el foro dejó de estar activo sigo en contacto con personas maravillosas que tienen un talento admirable para escribir. Concretamente tengo mucho trato con dos chicas: Laura y Andrea (magníficas escritoras). Cuando las tres nos animamos con alguna convocatoria, nos mandamos los relatos y nos ayudamos. Así fue, ya el año pasado y gracias a este entorno, como conocí el concurso y me animé a mandar un relato.

Sin hacernos demasiado spoiler, cuéntanos un poco acerca de tu relato. De dónde surge la idea, que querías contar.

Dijeron que había que mencionar al menos uno de los cuatro elementos y me vino a la cabeza la imagen de la tierra. Y de las raíces, y todas las cosas que pueden dormir bajo la tierra oscura.

fotos

Marina Tena



Y tras la obra, la autora: cuéntanos un poco más de ti: ¿es tu primera participación en un premio o ya tienes otras obras publicadas?

Tengo publicado algún que otro microrelato y otro relato de terror, Vals, en Siglo de Sombras, una antología de Saco de huesos. Participaciones, muchas. Los concursos literarios me parecen una forma maravillosa de seguir mejorando y escribiendo.

Aunque en otros países la tendencia ya es una realidad, en España aún “parece” que las autoras escriben poca ciencia ficción y terror. ¿Lo ves de ese modo? (y en ese caso, ¿por qué?)

Lo creo. Ya de por sí hay menos escritoras que escritores, excepto en infantil y juvenil (que me parecen géneros maravillosos y muy minusvalorados). ¿Por qué? No lo sé. No sé si se trata de menos mujeres que escriben o menos mujeres publicadas en estos géneros.

Pero valemos. Y mucho. No podemos dejar de creérnoslo porque es cierto. Y porque el mundo merece leer las historias que somos capaces de contar.

Uno de los motivos de la iniciativa Premio Ripley era animar a escritoras que consideraban estos géneros como ajenos a escribir, a hacerlos suyos. ¿Te consideras autora de algún género concreto? ¿Dónde te sientes más cómoda?

De terror. Siempre me ha gustado. Creo que el terror es un género que necesita muchísima complicidad con el lector. La televisión nos satura con sobresaltos ayudados de las posibilidades audiovisuales y nosotros no podemos hacer que el monstruo salte literalmente del libro. Es el lector el que tiene que acceder a entrar en nuestro mucho, a dejarse sugestionar, a empaparse de la atmósfera.

El miedo es ese invitado incómodo en nuestra familia de emociones del que, si no se habla, se le hace más fuerte. Cada persona tiene inquietudes y fobias distintas y lo mágico es sentir las que no son tuyas por medio de la lectura.

Durante todo el proceso del Premio, y con la experiencia de la primera convocatoria, ha habido una gran actividad y resonancia en las redes y medios de comunicación. ¿Cómo lo has vivido?

Con la ilusión de un reto y, desde que leí mi nombre, con incredulidad. De verdad que aún me parece mentira que mi relato esté entre los seleccionados y me da miedo que al leerlo os deis todos cuenta de que, efectivamente, no está al nivel del libro.

Cruzo los dedos para que os guste al menos un poco. Y, por favor, seguid participando. Seguid escribiendo. Seguid leyendo. Sigamos creciendo juntas.