Conoce a las autoras del II Premio RipleyYaiza Carrasco
Alt text

Yaiza Carrasco, autora de "Sangre oscura"

Proseguimos con las entrevistas a cada una de las autoras de los doce relatos que componen la Antología del II Premio Ripley. Yaiza Carrasco, autora del relato "Sangre oscura" es quien responde hoy.

Antes de comenzar a conocer más sobre ti y tu relato, cuéntanos cómo conociste la convocatoria del Premio Ripley y qué te llevo a participar.

Conocí el premio gracias a Twitter. Había leído sobre el I Premio Ripley y las buenas críticas que había recibido, así que tuve claro que en cuanto saliera la segunda convocatoria intentaría participar.

Sin hacernos demasiado spoiler, cuéntanos un poco acerca de tu relato. De dónde surge la idea, que querías contar.

Sangre oscura es una historia de terror donde el elemento del que surge el terror es la regla. No sé si puedo contar mucho más sin empezar con los spoilers. Lo escribí porque desde la adolescencia he vivido con mucha rabia el contraste entre mi percepción de la regla como un proceso natural y la manera en que la sociedad nos enseña a verla, de una manera u otra, como una impureza.

La idea de escribir este relato nació una noche cuando estaba viendo una película sobre una mujer lobo y empecé a pensar en que tener la regla me recordaba a algunas historias de personas que son transformadas en monstruos, pero no ya tanto por los cambios físicos y anímicos, sino por lo que la sociedad nos ha inculcado: la vergüenza y el asco por nuestros propios cuerpos, la necesidad de ocultarlo, el rechazo y el menosprecio de nuestro dolor y la idea de que es un suplicio que debemos sufrir en silencio sin rechistar. Cuando empecé a pensar qué tipo de historia podía escribir para el Premio Ripley, todas estas ideas volvieron a mi cabeza y Sangre oscura tomó forma.

fotos

Yaiza Carrasco



Y tras la obra, la autora: cuéntanos un poco más de ti: ¿es tu primera participación en un premio o ya tienes otras obras publicadas?

Hace menos de un año que empecé a presentarme a premios literarios y esta es la primera vez que me publican. Llevaba años sin escribir en serio, así que al ver que a mucha gente los premios literarios les han ayudado a retomar la escritura, decidí que iba a intentar participar en todos los que pudiera para obligarme a sentarme a escribir y a acabar lo que empezaba. No es que me diera igual que me seleccionaran, pero lo que de verdad quería era recuperar la motivación y realmente no esperaba nada más. Lo contenta que me sentí cuando salió el fallo del Premio Ripley es algo que no puedo describir.

Aunque en otros países la tendencia ya es una realidad, en España aún “parece” que las autoras escriben poca ciencia ficción y terror. ¿Lo ves de ese modo? (y en ese caso, ¿por qué?)

Como no tengo datos, solo puedo hablar desde mi experiencia: autoras hay muchas, lo que pasa es que hay que saber a dónde acudir para encontrarlas. Si hace poco más de un año alguien me hubiera preguntado cuántas autoras españolas que escriban literatura de género conocía solo habría podido decir un par de autoras de ciencia ficción y ninguna de terror. Gracias a las redes sociales y a iniciativas como el Premio Ripley, La Nave Invisible, Alucinadas y Terroríficas, he descubierto a muchísimas más. No faltan escritoras ni mujeres que quieren empezar a escribir ciencia ficción y terror, lo único que necesitan es visibilidad y oportunidades.

Uno de los motivos de la iniciativa Premio Ripley era animar a escritoras que consideraban estos géneros como ajenos a escribir, a hacerlos suyos. ¿Te consideras autora de algún género concreto? ¿Dónde te sientes más cómoda?

Desde que comencé a escribir, mi género predilecto ha sido la fantasía. He escrito un poco de ciencia ficción, pero todavía no me siento cómoda en el género, quizás porque hasta hace unos años pensaba que esa literatura no era para mí. Lo que nunca me hubiera imaginado es que participaría en un premio con un relato de terror, que es un género que me es casi totalmente ajeno. Es verdad que no fue algo que yo buscara, cuando empecé a trabajar en el relato para el Premio Ripley comencé a hilvanar una historia de terror y decidí darle una oportunidad en lugar de participar con un relato de ciencia ficción. Lo que tengo claro es que si no hubiera tenido un premio a donde enviarla lo más seguro es que nunca me hubiera decidido a escribir Sangre oscura.

Durante todo el proceso del Premio, y con la experiencia de la primera convocatoria, ha habido una gran actividad y resonancia en las redes y medios de comunicación. ¿Cómo lo has vivido?

Fue genial y me ayudó muchísimo. Escribir el relato fue difícil y pensé que no iba a poder acabarlo, pero ver a gente genial esforzándose para participar y animándonos a todas a intentarlo me ayudó a no rendirme. También me hace muy feliz que una iniciativa destinada a animar a las mujeres a escribir literatura de género no se quede solo en buenas intenciones, que de verdad haya logrado llegar a la gente y tener una buena acogida.