ConsejosLa falta de descripción social
fumando

La falta de descripción social

Un error muy común entre los autores noveles es conceder un papel poco relevante al escenario social donde se desarrolla la historia que están relatando.

¿Qué queremos decir con escenario social? Pues nos referimos al ámbito cultural, religioso o de costumbres que rodea, y que en algunos casos es fundamental, a la propia historia. En ocasiones los autores olvidan la realidad en la que se mueve su personaje o personajes protagonistas de la historia, y no entran a describir o explicar con detenimiento el porque de determinadas actitudes y comportamientos. Por qué un personaje desnudo puede llegar a sentir pudor?, ¿por qué fumar puede estar bien visto (como en la imagen que acompaña al texto), o por qué todo lo contrario?

Pongamos un ejemplo bien sencillo. Si narras una historia ambientada en la Europa de entre guerras, intenta meter al lector en la sociedad de la época, bien con una descripción al uso de las costumbres, en donde expliques como la mujer está muy supeditada al varón, el sentimiento de abatimiento con la crisis económica, y en algunos países crisis política, que explican el auge de los totalitarimos, etc. Otro recurso es hacer que un personaje comente estas cuestiones, por ejemplo tomando un café con el protagonista. Si el mundo en el que se desarrolla tu novela es fantástico, es decir, que no existe realmente, deberás poner aún mayor énfasis en esta descripción social.

La cuestión es que la historia que narres no sea una isla entre un mar de sociedad desconocida, tus personajes actúan de una determinada manera, porque se encuentran en una determinada sociedad, no lo olvides. En definitiva, evita dar por sentado el aspecto social de tu obra, ganará en verosimilitud, uno de los pilares claves de las novelas