ConsejosEl paradigma del método explícito
el paradigma del método explícito

El paradigma del método explícito

El método explicito en literatura consiste en la inclusión de las ideas o reflexiones del autor a través del narrador, es decir la exposición de sus reflexiones de una manera directa. En muchas ocasiones ha sido catalogado de farragoso o incluso de ser un recurso trasnochado, sin embargo hay una joya del siglo XIX, Los Miserables, donde esta manera de dejar claro el tema, o los temas, de una obra es una auténtica maravilla.

Valga como ejemplo este maravilloso canto por la paz y la convivencia entre los pueblos de Europa que el autor francés nos dejó de maner explícita en su obra: “Quitar Waterloo a Wellington y a Blücher ¿es quitar algo a Inglaterra o a Alemania? No. Ni esta ilustre Inglaterra, ni esta augusta Alemania tiene nada que ver en el problema de Waterloo. Gracias al cielo, los pueblos son grandes sin necesidad de las lúgubres aventuras de la espada. En esta época, en que Waterloo no es más que un ruido de sables, Alemania, por encima de Blücher, tiene a Goethe, y, por encima de Wellington, Inglaterra tiene a Byron. Un vasto amanecer de ideas es propio de nuestro siglo, y en esta aurora, Inglaterra y Alemania tienen su resplandor magnífico. Son majestuosos por lo que piensan.”

Víctor Hugo nos da una lección de uso del método explícito, llevándolo, bajo mi punto de vista, a su máxima expresión, tanto en el reiterado uso del mismo, como el inmejorable dominio. En este caso aprovecha la descripción del campo de batalla de Waterloo para incluir, como hemos dicho, un alegato a la razón frente a la barbarie, a la palabra frente las armas. Sin embargo no es el único ejemplo que encontramos en su obra, y podemos ver las ideas del autor en asuntos políticos, sociales, religiosos y económicos.

Todo un ejemplo del que aprender. Todo un ejemplo para tener siempre presente.